jueves, 16 de junio de 2016


El Príncipe de las Letras


Su divina presencia 
se mece en el espeso bosque del saber,
creador empedernido y amante de las letras.


Camina entre las hojas silvestres,
dando inicio, repetidamente,
al movimiento artístico
que, dócil, se tiende a sus pies.


Respetuoso cazador de las doncellas,
de papel sedientas,
que buscan calmar sus ansias,
cuando...con maestría,
él purifica las letras,
y con escritos declama.


Cuando se desprende 
el sonido de sus entrañas...
En ellas se frena el suspiro
que en silencio murmura,
logrando cautivarlas
con el eco tibio de su voz celeste.


Aunque no tenga las facultades 
del Dios soberano,
en su naturaleza encantada
sopla y adiestra en ellas,
con sabiduría,
la vehemencia precipitada
de las ardorosas manos.


Sin pretensiones
más que despertar 
y transformar la esencia
del jardín de rosas.
Origina la propia mutación 
de los catárticos movimientos
para oxigenar así 
el impropio ambiente inédito.



Amapola
Δηανα Λουζία
D.L.B.M

No hay comentarios.:

Publicar un comentario