lunes, 23 de noviembre de 2015



Mi corazón,  
se sienta sólo con aquellos 
que saben y entienden.
Siéntate sólo bajo un árbol 
que esté lleno de flores.


En el bazar de hierbas y pociones 
no vagues sin rumbo
encuentra una tienda con la poción que sea dulce.


Si no tienes una medida 
la gente te robará en cualquier momento,
tomarás monedas falsas 
pensando que son reales.


No llenes tu plato con comida 
de cada olla hirviendo que ves.
No todas las bromas son graciosas,
así que no busques sentido,
 donde no hay uno.


No todos los ojos pueden ver,
no todos los mares están llenos de perlas.


Mi corazón, 
canta la canción de la añoranza 
como el ruiseñor.
El sonido de su voz lanza un hechizo 
en cada piedra, en cada espina.


Primero recuesta la cabeza 
a continuación una a una 
deja de lado todas las distracciones.
Disfruta de la luz y deja que te guíe 
más allá de los vientos del deseo.
Allí encontrará un manantial,
aliméntate de sus aguas,
como un árbol darás frutos para siempre.


RUMI


No hay comentarios.:

Publicar un comentario