lunes, 17 de agosto de 2015



El cuerpo se lo puedes entregar  a quien sea, 

pero el Alma....

jamás la entregas dos veces.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario