miércoles, 1 de julio de 2015



Un ave puede amar a un pez pero...

¿dónde vivirían?

Hay amores destinados a sentirse 

pero a no concretarse jamás...

  

Alma de Colibrí  


No hay comentarios.:

Publicar un comentario