sábado, 28 de marzo de 2015




Las espinas...

hieren menos,

que un Desprecio.




La primera, 

sana con el tiempo.


Y la segunda

se clava en el alma,

no cicatriza,

y cada vez

 que viene su recuerdo 

la herida se abre  de nuevo.




Amapola
Δηανα Λουζία
D.L.B.M

   


No hay comentarios.:

Publicar un comentario