domingo, 29 de marzo de 2015




En aquel instante comprendí:

que SU ALEGRÍA no estaba conmigo

y mucho menos SU SILENCIO.



Vertiginosa, palidecía… 

Se rasgaban mis pétalos, 

me desvanecía… 

perdía el aliento.



  Moría…

La  pequeña ilusión…

de Abrazarnos,

y no Soltarnos.




 Amapola

Δηανα Λουζία

D.L.B.M






No hay comentarios.:

Publicar un comentario