sábado, 8 de noviembre de 2014




Temblaba el Amor,

ahíto de frío,

sin la bufanda de la caricia,

falto de consuelo,

de la mirada amada.,

Temblaba, solo,

sin otro horizonte,

que el propio miedo,

 a morir de ausencia.



Mabel Escribano


1 comentario: