miércoles, 1 de octubre de 2014




Sin duda soy  yo un bosque 
y una noche de árboles oscuros:
sin embargo, 
quien no tenga miedo de mi oscuridad
encontrará también taludes 
de rosas debajo de mis cipreses.


Friedrich  Nietzche

1 comentario:

  1. Si los echamos una y otra vez de nuestro bosque, dudo que puedan encontrar así rosa alguna. La valentía está en dejar entrar al bosque , dejarse descubrir y quitar maleza porque el deseo firme de uno es que se amen a esas rosas más profundas y para que se amen hay que dejarlas asomar. Y si no asoman por lo menos no echar a quien nos está ayudando a descubrirlas y encontrarlas las de ambos juntos desea, me da que es tarea de uno mismo principalmente proponerse despejar lo más posible su propio bosque. Es mi opinion.

    ResponderEliminar