martes, 5 de agosto de 2014

Para Hablar Con Dios



 Señor:
Aquí me tienes, delante de ti, 
para ponerme en tus manos,
para decirte que te amo 
y que sin ti mi vida es muy difícil.

Quiero agradecerte por este nuevo día 
y por todas las cosas lindas que me has regalado.

Especialmente te doy gracias Señor 
por creer en mi y por darme hoy 
una nueva oportunidad para vivir y ser mejor.

También quiero pedirte 
que me perdones por todas mis faltas,
con todo aquello con lo cual te he ofendido.

Dame un corazón nuevo 
para poderte amar 
como Tú lo quieres.

Ayúdame a ser mejor todos los días;
con tu ayuda yo sé,
 que puedo mejorar muchas cosas,
perdóname sobre todo 
si le he hecho daño a alguien y, 
bendice a quienes haya hecho sufrir 
con mis actitudes.

Señor, dame el pan de hoy, 
el de mañana y el de siempre.
Sobre todo 
dame la alegría necesaria para vivir:
dame la esperanza 
para no llenarme de temor
en los momentos de dificultad;
dame la fe 
para saber que nunca me abandonarás 
y, dale a mi corazón toda la paz 
y la serenidad para afrontar 
los momentos difíciles de la vida.

Yo te amo Señor
y quisiera demostrártelo
con mi propia vida.
Si Tú me ayudas, todo es más fácil.

Me pongo en Tus manos Señor
por intermedio de 
Nuestra Madre admirable
y en tus manos pongo a los míos 
para que los protejas y ayudes siempre.

Hasta pronto Señor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario